skip to Main Content

LA MANIPULACIÓN DE LA INFORMACIÓN

 

Hace algún tiempo me indignó ver una lista de las “personas más inteligentes del mundo” publicada en una revista X1.  En esta lista había algunas personas realmente inteligentes como Einstein, pero muchos otros no debían figurar en un grupo de esta categorí­a. Ignoran a los verdaderos genios reconocidos y admirados a través de siglos en todos los rincones civilizados del mundo. Esto se llama subestimar y ofender la inteligencia de los demás. ¿A quién pretenden engañar o influir con esta clase de desinformación?

Esto es otra prueba de lo expresado por mí en un artí­culo que publiqué no hace mucho en mi blog acerca de la manipulación actual de la prensa liberal a lo largo del planeta. De hecho, peligrosa para la humanidad porque quieren claramente cambiar las tradiciones, los gustos, las normas morales establecidas por milenios en perjuicio de la humanidad.

Esta observación no es una posición alarmista, pero es la pura realidad que confronta en la actualidad la mayoría de los paí­ses en el mundo. Otro ejemplo: En una ocasión  vi en la portada de una revista X2, las fotos de varios genios de la humanidad. Eran varios. Recuerdo que estaban las fotos de Albert Einstein,  Steve Jobs( Apple), Leonardo Da Vinci, creo que Mozart, varios otros altamente discutibles, y una deportista, activa o retirada.  ¿Qué aporte cientí­fico, tecnológico o cultural hizo esta mujer para aparecer en un reducido grupo de grandes genios de todos los tiempos en la portada de esta revista? Indiscutiblemente esta mujer es muy destacada como deportista, una mujer que ha alcanzado grandes logros en su deporte; pero esto lo puede lograr cualquier persona de inteligencia media y hasta otro/otra con menor coeficiente de inteligencia que posea habilidades extraordinarias para un deporte especí­fico. Tal ve z esta mujer sea en realidad brillante. El problema, el misterio, surge en el procedimiento científico utilizado por el articulista para medir el nivel de inteligencia de un deportista que justifique su inclusión en una lista de personas consideradas grandes genios universales. Ahora, si se hablara de un jugador de ajedrez, extraordinario, fuera de serie, pudiera aceptarse hasta cierto punto, pero no para aparecer entre un reducido grupo de reconocidos gigantes intelectuales de la humanidad. En otra revista o artí­culo en el internet se hací­a referencia a personas de alto coeficiente de inteligencia y se incluí­a otro deportista con un coeficiente tan alto que dejaba a la mayorí­a de reconocidos genios en niveles insignificantes. También incluí­an otras personas, no muy conocidas o desconocidas totalmente, a las cuales le asignaban coeficientes de inteligencia por encima de Stephen Hawking y Einstein, entre otros. Por supuesto, sin explicación alguna. ¿No es esto una ofensa a la opinión pública y a inteligencia de los seres inteligentes? Esto no es más que una flagrante manipulación de la información. Cambiar porque sí­ las reglas del juego sin el menor escrúpulo y justificación. Es tratar abiertamente de convertir una imagen virtual en real, una mentira en verdad, aplicando el principio de un conocido personaje histórico que prefiero no mencionar: “Una mentira repetida puede convertirse en verdad”.  Digamos, por plantear un caso: en una competencia de perros, no se admiten gatos; y viceversa. O son perros o son gatos, así­ como tampoco se puede admitir tratar de pasar gato por liebre.

Hace unos años leí­ un artí­culo publicado en la sección de ciencia de un conocido diario norteamericano. En éste se exponí­a el caso de un retrasado mental que dominaba, con fluidez,  más de media docena de idiomas y varios dialectos. ¿Era este hombre un genio? No, de ninguna manera. Era un retrasado mental. Una persona con el area del cerebro muy desarrollada para los idiomas. Nada más. Entonces, ¿tener buenos músculos, talento y habilidades especiales para un determinado deporte  de modo que lo haga sobresalir ante sus competidores lo convierte  de hecho en genio? No, por supuesto que no. Porque si así­ fuera, habrí­a que cambiar totalmente la definición de genio. Por lo tanto, ¿no es esto una ofensa monumental a los verdaderos genios y una falta de respeto a la inteligencia de la gente?

Otra prueba adicional: los certámenes de belleza actuales. Yo soy de la idea de que todas las mujeres tienen alguna cualidad o cualidades que admirar y respetar. Pero no puedo aceptar las nuevas tendencias de cambiar los parámetros y atributos indispensables que debe poseer una mujer con pretensiones de coronarse como reina de belleza clásica. Yo me he sentido siempre muy frustrado porque las candidatas de mi preferencia son eliminadas en las primeras vueltas.  Al final escogen a una que en mi modesta opinión no cumple los requisitos regulares correspondientes a una clásica reina de belleza. No quiere esto decir que estas mujeres no posean ciertos atractivos y hasta alguna belleza-suficiente para unos y lo contrario para otros. Entonces, ¿cuál es la causa del problema en la selección de las nuevas reinas de “belleza” actuales?. Los nuevos parámetros que no corresponden con los antiguos establecidos desde milenios. Y como yo estoy en desacuerdo, he decidido no ver más los certámenes de “belleza”. Si se quiere dar oportunidad a las mujeres con menos atributos de belleza, entonces deben cambiar el nombre al certamen. Por ejemplo: 1.Reina de belleza especial, 2. Mujeres interesantes, 3. Mujeres destacadas, 4. Mujeres que no se rinden, 5.Mujeres admirables, etc. Esta situación es también apreciada en las muñecas de las niñas en las tiendas. Ya no son lindas, ni atractivas, sino cabezonas, gordas, delgadas como alambres o deformes ¿Qué clase de ilusión habrá de crear en las niñas este tipo de muñecas? Las niñas van creciendo con un concepto nuevo de belleza, todo  lo contrario a lo establecido por siglos y milenios. Es decir, cambiar el modelo, la referencia de quién todas mujeres, lindas y menos agraciadas, debían tratar de imitar para lucir atractivas al sexo opuesto cuando alcancen la edad del amor. ¿Es esto una simple coincidencia? Esto se los dejo de tarea.

La belleza de una mujer es de carácter relativo. En cierto país, las mujeres de cuellos largos, muy largos, tal vez sea un elemento distintivo de belleza, sin importar si es alta, baja, gruesa, delgada o pelona. En otro, pudiera ser el trasero. Un buen trasero es indispensable en este país. En contraposición a uno lejano del anterior, en el cual un trastero exagerado es símbolo de vulgaridad, etc.  Luego, como la belleza no se evalúa de manera uniforme, universal, en todos los países del planeta, los certámenes de belleza a escala mundial no tienen sentido.

Sin embargo, la discriminación o eliminación se aplica a algunas actividades y a otras no. Imagínense que un peso pluma de boxeo quiera retar a un peso completo o pesado. Los promotores y entrenadores dirán: “Usted está loco o se ha fumado un porro”.  Otro ejemplo: Un entrenador va a seleccionar un grupo entre cientos de candidatos con el objetivo de conformar el equipo de basquetbol de una escuela media superior. Primeramente éste seleccionará a los más altos, después a los que se destacan en el juego. ¿Por qué este hombre discrimina a los de menor estatura? ¿Es esto justo? Por supuesto que no es justo, pero necesario porque este entrenador quiere formar un equipo competitivo, de alta calidad. Quiere ganar. ¿Y esos de baja estatura, eliminados, no pueden jugar basquetbol? Claro que sí. Pueden jugar este deporte que les apasiona como un medio de entretenerse. De la misma manera, un análisis similar puede extenderse a los otros deportes así como a casi todas las actividades humanas ya sea de carácter científico, técnico y hasta de entretenimiento.

La manipulación es, de hecho, peligrosa para la estabilidad mental de los seres humanos que habitan en este planeta. Porque evidentemente que esta polí­tica o tendencia mal intencionada o no va convirtiendo al hombre/mujer en un proceso regresivo en un ser no pensante cada vez más próximo a sus ancestros de la era de las cavernas, al estado animal donde lo importante era comer y tener sexo sin importar con quién en una vida totalmente primitiva, sin perspectivas de futuro.

La manipulación de la información siempre ha existido, aunque no en la misma medida de estos tiempos. Ahora bien, hoy la mayoría de las personas goza de medios de información incomparablemente superiores a los del pasado. Esto para las personas educadas e inteligentes es un factor a su favor. El internet es una fuente increíble de información.  Hay muchas fuentes no liberales al acceso de todos. Debemos aprender a leer entre líneas, a comparar, a discernir entre lo bueno y lo malo, a escudriñar en busca de la verdad o al menos dudar de la veracidad de una información inconsistente o confusa.  Una verdad a medias es desinformación, manipulación. Abra los ojos y la mente y evite convertirse en un idiota programado.

Leave a Reply

Back To Top
Skip to toolbar