skip to Main Content

LA AMISTAD

 

Parte III

Según hemos visto en las dos partes anteriores, las opiniones de famosos filósofos de la antigua Grecia y otros también célebres de épocas más recientes diferían en cierto grado, aunque no de modo considerable sobre la amistad. La mayoría le otorgaba a esta relación humana una gran importancia y hasta sus detractores no la negaban del todo. Si bien algunos la situaban a un nivel casi inalcanzable, ideal, otros, en su afán de minimizarla, entraban en contradicciones o adolecían de argumentos convincentes.

Hasta este punto he expuesto las opiniones de grandes filósofos o pensadores sobre la amistad, pero como estos artículos los publico en mi sitio web, website, me compromete a emitir mi opinión acerca de este importantísimo tema.

Por ello, mi concepto de la amistad coincide de cierta manera con la Sócrates y Platón. No voy a repetir la opinión de cada uno de ellos al respecto porque esto se encuentra en la Parte I, de las tres sobre este asunto. Para mí existen dos tipos de amistad: esporádica y genuina o duradera. Éstas coinciden con las definidas por Platón. Pero éste definía la esporádica como la amistad entre polos opuestos socialmente. Yo no lo veo de esta manera, aunque no descarto cierta veracidad en lo expuesto por él. Es un hecho cierto que una diferencia social considerable conspira contra una sana relación de amistad entre dos o más personas. Sin embargo, éste es un caso particular entre otros muchos. Si no hay correspondencia general: estado económico, cultural, etc., entre dos personas, no puede establecerse una relación sana, adecuada, de amistad. Y si se inicia no perdurará por mucho tiempo.

Sin embargo, esta clase de amistad, esporádica, es la más frecuente. Se establece en la escuela, cualquier nivel; trabajo; por medio de otras amistades comunes, u otros vínculos causales; vecinos; etc.

Genuina. Esta clase de amistad existe, aunque por sus características y duración, algunas veces a lo largo de las vidas de dos personas, se produce con mucha menor frecuencia que la esporádica y hasta raras veces. Para que esta relación entre dos personas subsista por largo tiempo es necesario, imprescindible, que se cumplan ciertos requisitos y se den determinadas condiciones: ante todo, ambas personas deben ser buenas con un nivel adecuado de virtud (personas consideradas no buenas, por múltiples razones, es casi imposible que puedan establecer una verdadera relación de amistad; mantener un contacto sistemático, frecuente, entre ellas, condición necesaria aunque no suficiente; tener un estatus social o económico equivalente, mayormente personas de clase media(esta condición fue requerida por Sócrates y Platón); ser compatibles en muchos aspectos de la vida. La historia muestra una cantidad considerable, hablando en términos positivos, de grandes amigos de por vida. Pero esto no niega la extrema dificultad que demanda establecer una relación de amistad genuina, verdadera, por largos años o para siempre entre dos personas.

Un requisito esencial para que esta relación permanezca con el paso del tiempo es la virtud. ¿Qué se entiende por virtud? Según Aristóteles, es una disposición de actuar de una manera particular, pero no es algo del subconsciente o una disposición natural. Todo lo contrario, es un hábito cuidadosa, consciente y racionalmente inculcado, mayormente por los padres, que se realiza por su propio propósito sano o bien intencionado. Por ejemplo, una persona honesta es aquella que tiene inculcado el hábito de honestidad porque aprecia ser honesto por su propio bien.

De acuerdo con el diccionario, virtud es una cualidad moral particular a observar determinados deberes, a cumplir determinadas acciones; facultad de alguien de producir un efecto particularmente bueno. Por ejemplo, él es un hombre de gran virtud. También se define como una ventaja, cualidad especial. Ejemplo, una nueva medicina tiene la virtud de no ser tan cara o de ser efectiva o de ser efectiva y económica. Un pianista virtuoso, etc.

Es decir, virtud engloba muchas actitudes, condiciones morales y principios que definen a una persona como un ser social bondadoso, respetuoso de las leyes y de las normas sociales básicas que lo destacan como tal: no ser corrupto, no ser envidioso, ser honesto, honrado, bondadoso, sensible, solidario, etc. Esto no implica que para ser considerado virtuoso, la persona deba poseer condiciones extraordinarias o seguir una vida inmaculada, no. Virtuoso significa estar desposeído de la mayor carga de la inmundicia humana que hace a la persona un ser antisocial, peligroso a la sociedad o indeseable. Nadie es perfecto, pero tampoco estar contaminado con tantas impurezas del alma.

En otras palabras, no puede existir amistad entre una persona virtuosa y otro que no lleva una vida honesta, limpia, respetable. También es casi imposible entre dos personas no virtuosas, o sea, que ambos carecen de todo aquello que los separa, diferencia, de los considerados virtuosos por razones obvias.

En resumen, la amistad genuina existe. El problema es dar con ella. Creo que el mejor ejemplo, la prueba definitiva de su existencia, es la increíble y grandiosa amistad que se establece entre un hombre y su esposa después de muchos años de matrimonio. Se crea una conexión tan estrecha, íntima, como si fuesen dos almas en una.

A continuación añado una lista de adagios o sentencias, quotations, de grandes filósofos o personas famosas:

1. Buenos amigos, buenos libros, y una consciencia dormida: ésta es la vida ideal. Mark Twain

2. No es la falta de amor, pero la falta de amistad lo que hace a un matrimonio infeliz. Friedrich Nietzsche

3. No hay nada que yo no haga por aquellos que son realmente mis amigos. No tengo noción de amar a la gente a medias. Ésta no es mi naturaleza.  Jane Austen

4. Prefiero caminar en la oscuridad con un amigo, que caminar sola en la luz. Helen Keller

5. ¿Qué es un amigo? Una simple alma en dos cuerpos. Aristóteles

6. Yo no destruyo a mis enemigos cuando los hago mis amigos. Abraham Lincoln

7. Las palabras son fáciles como el viento; amigos creíbles son raros de encontrar. William Shakespeare

8. Cualquier persona puede solidarizarse con el sufrimiento de un amigo, pero se requiere una naturaleza fina para solidarizarse con el éxito de un amigo. Oscar Wilde

9. Permanecer, stay, es una palabra encantadora en un vocabulario de amigos. Amos Bronson

10. El mejor espejo es un viejo amigo. George Herbert

11. El dolor de la partida no es nada al regocijo de

encontrarse de nuevo. Charles Dickens

12. Un buen escritor posee no solamente su propio espíritu,

pero también el espíritu de sus amigos. Friedrich

Nietzsche

13. Un amigo pudiera esperar detrás de una cara extraña.

Maya Angelou

14. Nada hace que la tierra luzca tan espaciosa como tener

amigos a distancia. Ellos hacen las latitudes y

longitudes. Henry David Thoreau

15. No necesito un amigo que cambie cuando yo cambio y que

asiente cuando yo asiento; mi sombra lo hace mejor.

Plutarco

16. Un hombre sabio obtiene mayores beneficios de sus enemigos

que un tonto de sus amigos. Baltasar Gracian

17. Un buen amigo es una conexión con la vida, una atadura al

pasado, un camino al futuro, una llave de sanidad en un

mundo totalmente insano. Lois Wyse

18. Un antídoto para cincuenta enemigos es un amigo.

Aristóteles.

19. Nuevos amigos pueden con frecuencia tener buenos momentos

juntos que viejos amigos. F. Scott Fitzgerald

20. Vivimos, de hecho, en un mundo hambriento de soledad,

silencio y privacidad: y por consiguiente, hambriento

de meditación y verdaderas amistades. C.S. Lewis

21. Sabemos de la vida diaria que existimos para otra

gente primero que todo, por cuyas sonrisas y bienestar

depende nuestra propia felicidad. Albert Einstein

22. Yo te pregunto que me juzgues por los enemigos que he

hecho. Franklin D. Roosevelt

23. La verdadera amistad solamente puede existir entre

iguales. Platón

24. El cambio de fortuna prueba la confiabilidad de los

los amigos. Marcus Tulio Cicerón

25. Un amigo fiel vale por diez mil familiares. Eurípides.

 

Leave a Reply

Back To Top
Skip to toolbar